Resumen Dº y Moral

Derecho y moral

I

Definición de Derecho y Moral

 

Derecho: Conjunto de normas o prescripciones de conducta amparadas en el uso actual o eventual de la fuerza.

Moral: Conjunto de normas desprovistas de coactividad que pretenden decirnos como debemos vivir.

 

Comparación entre derecho y moral

 

La moral como el derecho intentan guiar o dirigir la conducta humana, pero el derecho lo hace auxiliándose del uso de la fuerza.

Las reglas del derecho son promulgadas y publicadas por una autoridad a quienes reconocemos obediencia por múltiples razones, mientras las reglas morales  poseerían múltiples fuentes lo que las harían profundamente inciertas.

            En una democracia se reconoce el derecho de las personas a orientar su vida por muy diversas concepciones morales, mientras el derecho incluso en una democracia debe ser único.

 

¿Por qué debo obedecer una regla de derecho?

 

            Si usted pregunta por qué debo obedecer la norma jurídica, usted no espera como respuesta “por que si no lo haces, serás castigado” cuando uno formula una pregunta de esa índole no quiere saber que le ocurrirá si no cumple uno quiere saber por que debe cumplir. En otras palabras usted pregunta si existe alguna razón para ejecutar la acción de cumplir. Para esto usted puede esgrimir razones jurídicas, pero va a llegar un momento en el que deberá dar una razón no jurídica para cumplir, este tipo de razones no jurídicas son las Razones Morales.

Uno de los problemas habituales de la filosofía moral es dilucidar si existen o no estándares objetivos para juzgar la corrección o la bondad de las acciones humanas. Las reglas jurídicas contienen implícitamente una valoración de las acciones humanas (la valoración de una acción).

            Hay quienes piensan que para establecer qué regla es de derecho y cual no lo es necesario someter a la a un previo test de moralidad, una regla para ser considerada de derecho debe cumplir no solo con ciertos requisitos procedimentales de carácter formal, o de carácter formal, sino que también deben cumplir con requisitos que miran la moralidad de su contenido (iusnaturalismo).

 Distinción entre cuestiones prácticas y teóricas

    Lo teórico es relativo al pensamiento o mejor todavía, a la esfera de la contemplación; lo práctico es relativo a la acción. Otros autores han sugerido que las preguntas teóricas buscan explicaciones o predicciones, cuando planteamos preguntas practicas no buscamos dilucidar las causas que incidirán en nuestro actuar, ni, tampoco predecir que haremos. Buscamos saber lo que debemos hacer. Hay autores que han sugerido que tanto el razonamiento práctico como el teórico se relacionan con normas. Mientras el razonamiento teórico se relaciona se ocupa de las creencias que debemos tener, el razonamiento practico se ocuparía de las acciones que debemos ejecutar; el primero modificara nuestras creencias y el segundo nuestras intenciones.

 Distinción entre razón teórica y razón  práctica      

    Aristóteles, distingue entre la filosofía práctica y la teórica o más ampliamente entre la razón teórica y la razón práctica. La razón teórica se ocupara de indagar en cuestiones relativas a como son las cosas y como se relacionan entre si, mientras la razón practica se ocupara de responder preguntas del tipo ¿qué debo hacer?, ¿cómo comportarme?, Aristóteles sugiere que las preguntas practicas dependen de nuestra voluntad.

            Kant, distingue entre el arbitrio animal y el arbitrio humano, el primero es determinado por las inclinaciones o por los impulsos sensibles,; mientras el arbitrio humano si bien es afectado por los impulsos no es determinado por ellos, para Kant la razón  puede guiar la acción, puede ser razón práctica.

            Hegel, sugirió que la conciencia teórica considera lo que es y lo deja como es, mientras la conciencia práctica es la conciencia activa que no deja lo que es sino que produce modificaciones y engendra desde si determinaciones y objetivos.

 

En su sentido mas obvio, la razón práctica es instrumental nos ayuda a escoger los medios mas eficientes para el logro de los fines que nos hemos propuestos.

 

            Algunos autores, han hecho el intento de derivar reglas de justicia a partir de una concepción puramente instrumental de la razón práctica.

 

            Rawls, según una interpretación convencional, sugiere recrear las condiciones del trato social bajo condiciones de absoluta ignorancia entre quienes lo celebran. Si suponemos que cada uno intentara maximizar su bienestar, el resultado será que actuará imparcialmente, poniéndose en el lugar de todos al momento de decidir.

 El principio de racionalidad instrumental como regla básica de razón práctica presenta, sin embargo, múltiples problemas. Deja fuera de la racionalidad los fines del agente y no e del todo claro (como lo sugieren los pragmatistas) que se trate de una regla estrictamente neutral. La racionalidad práctica no ha quedado restringida solamente a su aspecto instrumental; el problema de mayor interés que plantea es el relativo a los fines, no a los medios, no es el saber como alcanzar nuestros fines, sino el saber si los fines que apetecemos son o no correctos.

 Aristóteles

      Aristóteles había sugerido que todas las cosas “parecen tender a algún bien”, aunque algunas cosas las queremos como medio para lograr otras, ha de haber alguna, que queramos por si misma y no en razón de ninguna otra, “el conocimiento de este bien tendrá un gran peso en nuestra vida y, como aquellos que apuntan a un blanco, alcanzaríamos mejor el que debemos alcanzar” Aristóteles denomino a este bien último Eudaimonía: el máximo despliegue de nuestra función (ergon). El bien es aquello hacia lo que todas las cosas tienden, en el caso del ser humano se trata de La Felicidad.

 

Kant

 

            Kant, sugirió que el hombre no poseía un telos (un propósito o fin) predeterminado al que, simplemente, debiera someterse, solo un ser racional tiene capacidad de acuerdo a las leyes, solo un ser racional tiene una voluntad sugiere Kant. También dice que no hay nada en el mundo absolutamente bueno, salvo La Buena Voluntad, la voluntad de actuar de acuerdo a las leyes universales y al mismo tiempo autónomas. Kant sugiere que si existe una ley semejante, ella debe determinar la acción humana solo por la forma y no por la materia, entonces si la máxima no es universalizable, entonces no es moral.

 

 

Hegel

 

            Para Hegel, la historia poseía una racionalidad intrínseca, una dirección provista de sentido: la historia es para él, el desarrollo de cuyo contenido es la conciencia de La Libertad. Hegel, reprocho a Kant que el imperativo categórico carecía de contenido. En opinión de Hegel, el razonamiento práctico no puede prescindir de una cierta noción de bien, cualquier razonamiento practico debe comenzar, enunciando el bien que se esta tratando de lograr, declarando que es lo bueno y lo mejor, en esta premisa, sugiere Hegel, no puede ser otra que la libertad misma, la libertad es: lo mejor y los mas bueno.

 

            Lo que estos autores tienen en común es su convicción que la respuesta de cómo debemos vivir admite una respuesta  racional.

 

            Hubo en el campo de las ideas quienes creyeron que no era posible hablar con sentido o con significado de cuestiones evaluativas, relativas al deber o al valor de las acciones. En otras palabras, ha habido quienes niegan la posibilidad de hablar con sentido respecto a cuestiones morales. Es difícil conciliar ese punto de vista con nuestras prácticas sociales y lingüísticas. En los hechos, los seres humanos poseemos pocas ideas firmes de cómo debemos vivir, estimamos algunas cosas y desestimamos otras y en base a esas convicciones evaluamos la conducta de los demás.

 

            Un punto de vista extremadamente influyente en la filosofía es el denominado “Positivismo Lógico” estos positivistas creyeron posible distinguir entre el leguaje que estaba provisto de significado y el que en cambio carecía de el, el criterio que permitía trazar una frontera entre estos era conocido como criterio de verificación, conforme al cual “un enunciado tiene significado si y solo si es posible aceptarlo como verdadero o rechazarlo como falso por recurso de la experiencia. Como los enunciados éticos no pueden ser verificados entonces carecen de significado.

 

Stevenson, sugirió que los enunciados morales expresaban preferencias y a la vez recomendaciones. Mientras Wittgenstein sostuvo que el lenguaje era una figura de los hechos; él creyó que todas la proposiciones podían descomponerse hasta alcanzar una formulación elemental que se reducía a nombres de cosas o hechos que se relacionaban entre si de la misma manera como ocurría en la realidad. Wittgenstein concibió al lenguaje como una caja de herramientas íntimamente enlazada con una forma de vida, también sugirió que los problemas filosóficos surgían cuando confundíamos un juego de lenguaje con otro. Sus investigaciones dieron un amplio impulso la análisis lingüístico en filosofía y, por supuesto, volvieron nuestros enunciados morales al redil del lenguaje con significado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

II

 

 

            Cuando hablamos de moral podemos estar hablando de cosas que en nuestra opinión son correctas o incorrectas, buenas o malas. Una cosa es decir lo que la gente debe hacer y otra cosa es examinar lo que la gente hace cuando habla de lo que debe hacerse. En el primer caso utilizamos un lenguaje moral de primer orden (lenguaje) y en el segundo hablamos de lenguaje de segundo orden o (metalenguaje).

 

Leguaje y Metalenguaje

 

            La frase “el día esta nublado” y por otra parte la palabra “la mesa tiene cuatro letras”, se diferencian en que, en el primer caso, se habla de un hecho extralinguístico y en el otro caso lo referido es una parte del propio lenguaje. Ocurre que mediante el lenguaje nos podemos referir a entidades lingüísticas y extra lingüísticas, este fenómeno ha dado origen a la distinción entre Lenguaje y Metalenguaje.

Ejemplo “esta lloviendo” seria un lenguaje de primer grado en cambio “pedro dijo que`es el caso que X” seria un lenguaje de segundo grado. La más obvia diferencia entre lenguaje y metalenguaje se verifica a nivel ilocucionario es decir, a nivel del acto que se ejecuta al emitir el enunciado.

 

Ética y Metaética 

 

            Por analogía suele hablarse de ética y metaética, la palabra ética, suele referirse para designar la calificación o evaluación de las acciones humanas, mientras la expresión metaética suele reservarse para designar la labor de reflexionar acerca de cual es la índole o el fundamento de esa calificación. Podemos imaginar que en un primer nivel se encuentran las acciones humanas; en un segundo nivel las proposiciones que califican la corrección o la bondad de esas acciones, y en un nivel superior, las proposiciones que se refieren a la ética.

 

Problemas de la Metaética

 

  1. El poder describir que actos, en un momento y lugar determinados, se consideran correctos o incorrectos, bondadosos o moralmente repugnantes. En este caso podemos hablar de Metaética Descriptiva, en este nivel no se trata de establecer como debemos comportarnos, sino de registrar que creencias existen, de hecho, en torno al problema.

 

  1. Determinar que significado poseen las proposiciones éticas. La tarea de dilucidar el significado de los términos éticos, podemos denominarla Metaética Analítica.

 

  1. Examinar si el acaso existe un método fiable para la determinación de la corrección o bondad de un acto. Metaética Teórica.

 

  1. Preguntarnos si hay entidades de carácter ético. Supongamos que hay dos pinturas A y B una exactamente igual a la otra salvo por una cosa A es original y B es falsa. Usted sabe que A es una buena pintura ¿podría decir lo mismo de B?, a este nivel lo denominaremos Metaética Ontológica.

 

 

 

 

 

 

 

Significado de los términos éticos

 

            Como vimos existe una intima relación entre los cuatro problemas de que se ocupa la metaética. Con frecuencia la respuesta que demos nos comprometerá con una respuesta específica frente a otro de estos mismos problemas. ¿Qué significado cabe atribuir a los términos éticos? La respuesta es el descriptivísimo y el no descriptivísimo.

 

Descriptivísmo

 

Según este los enunciados éticos ejemplifican un uso fáctico o descriptivo del lenguaje, mediante los enunciados éticos estaremos describiendo algún estado de cosas o, si se prefiere, los enunciados éticos ejemplificaran un caso de un uso descriptivo del lenguaje.

 

No descriptivísmo

 

En el extremo opuesto se encuentra el no descriptivísimo. Una tesis no descriptivista si es el caso que afirma que los enunciados éticos poseen una función o un uso lingüístico distinto al descriptivo. El no descriptivísimo sugiere que los enunciados éticos poseen un uso o función distinto al descriptivo o informativo.

 

Tipos de descriptivísmo

 

Descriptivísmo Definicionista

 

            Es cuando los enunciados pueden ser traducidos a enunciados equivalentes que no contienen términos morales.

 

Descriptivísmo No definicionista

 

            Afirma que la traducción de un término moral en otro equivalente no moral, no es en absoluto posible.

La naturaleza de los valores éticos

    La corrección o incorrección moral de las acciones depende de su “utilidad en el más amplio sentido: el  desarrollo humano”. En opinión de Mill el bien humano es equivalente al logro de su vida autónoma  que, al autogobernarse,  es capas de desplegar las más disímiles formas de vida. Por su parte Berlin ha defendido la idea de que los valores son múltiples; la característica mas notoria de nuestra condición moral consiste en que habiendo valores objetivos, ellos son incomparables entre si y, a menudo, inconsistentes, motivo por el cual al maximizar uno de ellos, debemos, inevitablemente sacrificar algún otro.

III

            Mill sostuvo que un acto era moralmente correcto si estaba encaminado a que los seres humanos desplegaran, en la medida de lo posible, una vida autónoma. ¿Cuánto un acto contribuye a una vida plenamente autónoma? Para responder a esta pregunta Aristóteles  en la ética de Nicómaco  se realiza la siguiente pregunta ¿Qué es aquello que, en todo lo que hace, le concierne o le interesa últimamente al hombre? Aristóteles afirma que todo obrar humano acontece por MOR, esto es, por amor o por, causa de algo. El bien entonces, es aquello por amor de lo cual las cosas se hacen, o por amor de lo cual las cosas acontecen.

            Toda acción (praxis) y toda producción (poiesis) tienen entonces y como se acaba de ver, algo que les importa, algo por MOR de lo cual acontecen.

 Entonces:

  1. 1.      Todo acontece por MOR de algo
  2. 2.      Esto por causa o por MOR o por causa de todo lo que acontece es lo que se llama el bien.
  3. 3.      Toda acción o todo obrar humano esta orientado teológicamente hacia cierto bien
  4. 4.      El hacer del hombre o tiene como resultado una obra fuera de si, en cuyo caso esta obra es el bien, o bien el hacer del hombre es aquello que en si mismo importa y entonces su misma actividad es el bien
  5. 5.      En todo hacer o en todo obrar existen según nuestra experiencia múltiples fines hacia los cuales las cosas tienden, algunos de los cuales son queridos en vistas de otros.
  6. 6.      Debe haber un fin ultimo por MOR de lo cual los demás fines sean apetecidos, puesto que de otro modo todo deseo seria vano.
  7. 7.      Debe haber en consecuencia un objeto deseado por si mismo entre todos aquellos que perseguimos con nuestras acciones.

 Para establecer si la Eudaimonia era la meta o propósito final hay dos condiciones:

  1. 1.      el bien debe ser elegido en virtud de si mismo y nunca como medio para otra cosa.
  2. 2.      el bien debe ser autosuficiente, no ha de ser un componente de de algún otro estado.

 La tarea del hombre dice Aristóteles es vivir no como las plantas, no como el animal, sino vivir humanamente. El hombre dice Aristóteles es el viviente que tiene la palabra. Tiene la palabra en un doble sentido, en el sentido de su hacer y su omitir es determinado por medio de la palabra, por medio del comprender, por medio de la razón.

La palabra parece jugar un papel decisivo para la eudaimonia .

 

Para Aristóteles el alma es la forma de materia corporal y distingue tres partes:

 

  1. 1.      una parte es completamente sin palabra.
  2. 2.      una parte tiene palabra y que la habla
  3. 3.      una parte tiene palabra en cierto sentido, y en cierto sentido no la tiene; no la tiene en cuanto no la habla, pero si la tiene en cuanto puede oír la palabra y dejarse guiar por ella.

                                                                                                 Resumen: David Perez Sotelo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: